Sin categorizar

Reglas en el punto de mira

Si hace unas semanas les contábamos el paso al frente que daba Islandia en pro de cambiar las ‘normas ya establecidas’ respecto a los 18 hoyos que debían tener los campos de golf para poder celebrar competiciones oficiales, ahora son las mismísimas reglas del juego las que están en el punto de mira. El objetivo de R&A (Royal and Ancient) y USGA (Asociación de Golf de los Estados Unidos) guarda cierta similitud con el que promueve Why18holes. La idea es, tal y como estas organizaciones lo describen, “fomentar un ritmo de juego más rápido”.

El ritmo de juego viene condicionado por factores relacionados con los propios jugadores, con su disposición, según el tiempo del que dispongan, o de sus habilidades u otros aspectos como la estructura del propio campo o la climatología, que influye en la visibilidad del campo así como en el vuelo de la bola, y puede suponer que el jugador tenga que cargar con paraguas y ropa de lluvia.

De cara a 2019 serán varias las medidas que se promoverán para agilizar el juego, entre las que se encuentran las siguientes:

  • La ejecución del golpe en no más de 40 segundos.

  • Una fórmula alternativa en la modalidad Stroke Play,  con un número limitado de golpes por hoyo establecido por el Comité.

  • Establecer un procedimiento más sencillo del dropaje, la reducción del tiempo de búsqueda de la bola, la expansión de las Áreas Penalizables, un mayor uso de estacas rojas  en dichas áreas y la posibilidad de patear con el asta de la bandera en el agua.

  • Jugar fuera de turno en el Stroke Play, lo que se conoce como Ready Golf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *